La primera comida del día

 


La importancia de una buena alimentación no solo radica en obtener todas las energías y calorías necesarias para poder afrontar de la mejor manera posible nuestras actividades cotidianas, sino también alcanzar los nutrientes que nuestro cuerpo necesita para contribuir a nuestro sistema inmunológico y evitar enfermedades comunes, por lo que es recomendable muchas veces que se equilibren los mismos en un desayuno, almuerzo, merienda y cena.

El desayuno es la primera comida del día, ingerida siempre en la mañana y que como su nombre nos indica, rompe la falta de comida (es decir, el ayuno) que se tiene mientras uno está durmiendo”

La importancia de desayunar ayuda a evitar el mal humor de la mañana, ayuda a concentrarnos durante las primeras actividades diurnas y genera un alto rendimiento en lo que respecta a nuestras actividades físicas e intelectuales, debido a que contribuye a elevar los niveles de glucosa en la sangre, necesaria para brindar la energía que nuestro cuerpo necesita.

Este rendimiento es muy importante a edades tempranas, habiéndose comprobado que quienes tienen un mejor rendimiento en el colegio tienen un desayuno equilibrado, suficiente y nutritivo para poder afrontar las exigencias de la vida escolar, además de que ayuda a acelerar el metabolismo previniendo la obesidad.

A la hora de elegir un desayuno equilibrado tenemos que pensar en que debe ser una comida sana, teniendo un aporte de aproximadamente una Tercera Parte de las calorías que nuestro cuerpo estaría necesitando durante todas las actividades que realicemos en el día, teniendo un ambiente relajado para poder disfrutar del mismo y que sea consumido en su debido tiempo, con un promedio de unos 15 minutos por lo menos, ya que comer a las apuradas también nos hará mal.

Lo ideal es que incluya siempre hidratos de carbono, cuyas fuentes varían de los panificados y hasta las galletas, siendo lo más ingerido generalmente las tostadas, acompañadas de mermelada de frutas o bien algún dulce sin muchas calorías, acompañado de una ración de Leche y contando como complemento alguna fruta, que bien puede ser ingerida también como jugo de frutas.

Ver también: desayuno nutritivo para chicos


   


Para escribirnos:

berta@tizaymouse.com