ALGUNOS CONSEJOS (sólo algunos)

Para freír las verduras crudas el aceite debe estar a temperatura moderada. Para que se cocinen y doren.

Para las verduras cocidas deben ser bien calientes para que se doren.

Las papas deben guardarse en zonas oscuras y secas nunca en la heladera. Para que conserven todas sus propiedades lo mejor es cocinarlas lavadas y con cáscara.

Para conservar mejor las verduras de hojas es envolverlas en papel de diario. Y guardar en la parte baja de la heladera.

Para que las verduras de hoja al hervirlas queden bien verdes, ponerles una pizca de bicarbonato.

La mejor manera de lavar las verduras es ponerlas en agua unos minutos con una gotas de vinagre y enjuagar con mucha agua.

Las ensaladas hay que condimentarlas en el momento de servir para que no se pongan aguachentas.

Las remolachas se cocinan con cáscara y un poco de raíz para que no pierdan el color. El agua se puede usar como tintura natural.

La espinaca y la acelga cuando se cocinan no hay que agregarle agua, y no mas 3 minutos para que no pierdan sus valores nutritivos.

Las especias y las plantas aromáticas deben agregarse en cantidades pequeñas y probar, cundo hay demasiado tapan los sabores del resto.

Las zanahorias y remolachas se pueden comer crudas o cocidas y se pueden caramelizar para hacer comidas agri-dulces.

La espinaca tierna se puede comer en ensalada cortada bien finita, con ajo y huevo duro.

La remolacha se puede preparar con mayonesa y ajo y sirve para acompañar carnes.

La menta y el perejil acompañan tanto a carnes como a las verduras y dan sabor, perfume y aportan vitamina c.

El hinojo es una hortaliza que se puede comer en ensaladas, en salsas al igual que el apio y tiene un suave sabor de anís que hace que las carnes estofadas queden muy sabrosas y no tienen grasas.


   


Para escribirnos:

berta@tizaymouse.com